Hernia Discal Lumbar

La hernia discal lumbar consiste en la salida hacia de material discal degenerado, que habitualmente ocurre en un nivel lumbar vertebral.

La salida de este material puede comprimir la raíz nerviosa que sale entre las vértebras y, generalmente, es la causa más común de lumbociática.

El 95% de las hernias tienen lugar en los dos últimos discos lumbares, probablemente porque son los más grandes y los que más participan en los movimientos de la vida diaria.

Es rara su presentación antes de los 15 años y después de los 65; pero la mayor parte de los humanos tendrán dolor lumbar o ciático en algún momento de su vida.

Los trabajadores de fuerza son especialmente susceptibles, presentándose en ellos alrededor del 50%.

Hernia Discal Lumbar
Hernia Discal Lumbar

 

Signos y síntomas de la hernia discal lumbar

El síntoma principal es el dolor y las personas con hernia discal lumbar presentan una historia de lumbalgia aguda con o sin dolor radicular en la pierna. Generalmente describen este dolor como un pinchazo, quemante, etc.

El dolor puede estar localizado únicamente en la región lumbar, o más frecuente, seguir el trayecto radicular nervioso en las extremidades inferiores (nalga, muslo, pantorrila y pie).

La causa de la hernia discal lumbar es multifactorial y no todas ellas conocidas.

El núcleo pulposo se deshidrata con la edad  (su contenido en agua desciende un 10% en la segunda década) y los movimientos bruscos pueden producir desgarros en el anillo fibroso y permitir a salida de material discal.

El disco herniado produce síntomas sólo si comprime la médula o las raíces. 

Se podría resumir en los siguientes:

  • Dolor en espalda baja
  • Rigidez muscular y calambres en la zona de espalda baja
  • Dolor que se extiende hacia la pierna, (radiculopatía lumbar o Ciática).
  • Hormigueo y debilidad en la pierna, pie o pies.
Hernia Discal Lumbar Tratamiento
Hernia Discal Lumbar Tratamiento

 

Recomendación para tratamiento de hernia discal

El dolor provocado por la hernia discal lumbar impide que se desarrolle con normalidad las actividades diarias como dificultad al caminar, sentarte o dormir.

  • Si los síntomas son leves, y no remiten en alrededor de dos semanas, se deberá acudir al médico.
  • Si el dolor aparece inmediatamente después de hacer una cargar de peso se deberá de acudir cuanto antes para que se realice un diagnóstico oportuno.

En todo caso es importante que se obtenga el diagnóstico médico correspondiente para tomar las medidas y tratamientos necesarios en fisioterapia a domicilio en León adecuados para la hernia discal umbal.

Solo así se evitará las causas que disparan episodios de dolor y empeorar la situación y poder iniciar un plan de tratamiento adecuado que puede incluir fisioterapia ortopédica y medicación.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.