Prevención de lesiones fútbol

Los futbolistas, como cualquier otro deportista, están expuestos a padecer lesiones. Se puede hacer prevención de lesiones fútbol con el fin mejorar la técnica y estado físico .

Las altas demandas del fútbol tanto en el campo principiante como en el profesional, además al gran número de entrenamientos, partidos y modo de juego, ponen en alto peligro de lesión al jugador.

prevencion de lesiones futbol
Prevención de lesiones de fútbol

 

Si tenemos en consideración que una lesión puede afectar tanto a la salud física y psicológica del atleta, es de vital relevancia que los jugadores tengan información sobre las lesiones que se pueden presentar en un futbolista y de qué manera poder asistir a tratarlas y prevenirlas.

La FIFA ha definido la lesión como «cualquier dolencia física que sufre un futbolista y que se ha producido por un partido de fútbol o entrenamiento, independientemente de que necesite atención médica y del tiempo que tarde en volver a jugar».

 

De manera general, las lesiones que pueden aparecer un futbolista pueden afectar a cuatro partes diferentes de su organismo:

  • Muscular
    Calambres, agujetas, contracturas, roturas de fibras, contusiones, heridas, hernias y hematomas.

 

  • Tendones
    Tendinitis, tenosinovitis, distensiones, desgarro parciales y rupturas completas.

 

  • Articular
    Lesiones ligamentosas, capsulares y del cartílago. Luxaciones y subluxaciones, inestabilidades y lesiones de meniscos

 

  • Huesos
    Grietas y fracturas. Periostitis.

 

CAUSAS MÁS FRECUENTES SIN PREVENCIÓN DE LESIONES FÚTBOL

Existen varias causas, que al tenerlas en consideración, pueden llegar a ser la correcta prevención de lesiones fútbol.

  • Tecnológicas

Debidas a un material inadecuado, a movimientos defectuosos, mala técnica…

  • Fallo electrolítico

Exceso de sudoración o diuresis. Perdida excesiva de iones (sodio, potasio, magnesio…) y de agua.

  • Trabajo excesivo

Acostumbra a aparecer al final de los partidos. Trabajo en anaerobiosis, produciéndose demasiado ácido láctico y acidosis intrafibrilar. Se genera una alteración en los cambios iónicos de la membrana.

Esto se agudiza por la continuación del esfuerzo y se instala un círculo vicioso en tanto que se impide la llegada del aporte sanguíneo y oxígeno por la contracción y no se elimina el ácido láctico.

  • Temperatura

El frío puede provocar que no haya un buen aporte sanguíneo al músculo debido a la vasoconstricción. El calor puede provocar un exceso de sudoración.

  • Cambio de entrenador o preparador físico

Cuando se genera un cambio de entrenador. Muchas veces asimismo trae consigo el cambio de preparador físico y otras ocupaciones.

Cada entrenador tiene una forma de plantear entrenamientos, partidos y puede que intensifique los entrenamientos a fin de que sus sistemas sean captados con la mayor brevedad posible.

Esto causa que aumente el número de sesiones de entreno y hay veces en la que la restauración postesfuerzo no es la suficiente.

  • Cambio de superficie de entrenamiento

Las inserciones musculares sobre todo son las que se ven más afectadas por estos cambios. Hay ocasiones en las que cuando no se dispone de campo o debido a las condiciones climatológicas se recurre a efectuar los entrenamientos en pabellones cubiertos, en la playa, en el bosque etcétera.

Esto lleva consigo que el cuerpo se tiene que amoldar a distintos géneros de dureza del terreno. La amortiguación no es exactamente la misma en cemento, en parquet o en arena que en césped, y la fuerza que el cuerpo debe hacer para adaptarse a estos cambios no es la misma.

Si esto ocurre múltiples veces seguidas y de forma continuada los músculos se ven perjudicados por sobrecargas.

  • Desequilibrio muscular

Este puede ser uno de los motivos más usuales de lesiones musculares. Cuando se realiza un movimiento, existe un músculo que es el que realiza la función primordial, otros sinérgicos y otros oponentes.

Para que un músculo pueda contraerse apropiadamente necesitamos que otro se relaje y deje hacer el movimiento con normalidad.

Si el músculo que efectúa el movimiento es demasiado fuerte con relación a su antagonista, éste puede que no soporte esa tracción y rompa en un momento del movimiento.

  • Incoordinación muscular

Como puede ocurrir por servirnos de un ejemplo en el fallo de un golpeo al balón.

  • Frenadas bruscas

Cuando ocurre esto, se genera un aumento de la presión intramuscular y hay veces en que el músculo no la aguanta y se rompe.

  • Otros

Falta de descanso, mala alimentación, infecciones.

 

prevencion de lesiones de futbol
Prevención de lesiones de fútbol

 

Prevención de lesiones en fútbol

Para jugar mejor, evitar las lesiones es tan importante como entrenarse. Así, se puede continuar sobre el césped y mejorar la técnica. Para conseguirlo, es esencial tener en cuenta la prevención de lesiones fútbol.

 

Trabajo de prevención de lesiones fútbol

Entrenamiento individual pre-entrenamiento: conjunto de pautas y ejercicios de forma individual previo al entrenamiento. Se debe de tomar en cuenta las características individuales e historial de lesiones previas de cada jugador. (estiramiento y calentamiento muscular y articular)

Entrenamiento grupal o campo: ejercicios que efectúa el equipo conjuntamente a lo largo de la sesión y que van dirigidos a la prevención de lesiones.

Entrenamiento individual de recuperación: igual que el pre-entrenamiento, el conjunto de pautas y ejercicios posteriores al entrenamientos deben ser de forma individual y personalizada. (estiramiento y fase de calma)

 

Emplear el equipo de protección de prevención de lesiones fútbol

Las espinilleras protegen la parte inferior de las piernas de posibles fracturas óseas durante el entrenamiento y los partidos. Deben ajustarse a cada persona en largura y en anchura para cubrir por completo toda la superficie.

Tras una luxación de tobillo, es necesario vendar la zona o poner una tobillera para prevenir una recaída o un agravamiento.

La equipación de los porteros ha de estar acolchada para proteger caderas, codos y hombros (rodillas a lo largo del adiestramiento). Además de esto deben llevar guantes apropiados.

 

Juego limpio

Las Reglas del Juego velan por la salud de los futbolistas, puesto que prohíben las acciones peligrosas susceptibles de causar lesiones graves, por ejemplo, lanzar un codazo en un duelo aéreo. Los árbitros impondrán estrictas sanciones a los jugadores irresponsables que no practiquen el juego limpio.

 

Principal prevención de lesiones fútbol: Calentamiento y Fase de calma

El preparar el cuerpo para el fútbol es un proceso en ocasiones ignorado, en especial en los bajos niveles del juego. El calentamiento debe ser parte de cada una de las sesión de entrenamiento.Un calentamiento es eficaz cuando se prosiguen las pautas:

  • Efectuar los ejercicios de forma progresiva (de menos a más intensidad), intentando comenzar por aquellas partes que van a aguantar un mayor esmero.
  • Se debe respirar con normalidad, conforme la intensidad de los ejercicios, sin forzar la inspiración ni la expiración.
  • Entre ejercicio y ejercicio se debe efectuar alguna actividad calmante, como trotar o bien caminar despacio.
  • En lo que se refiere a la intensidad y duración del calentamiento es preciso una perfecta combinación de las dos para lograr resultados ventajosos. Si se hace un calentamiento demasiado corto, la temperatura anatómico apenas sube y no da tiempo a que se pongan en acción el sistema regulador de las diferentes funciones orgánicas.Un atleta puede aguantar un calentamiento de por lo menos treinta minutos, no obstante, ese calentamiento para un sujeto poco entrenado podría llevarle al cansancio. Por ende, la intensidad y duración tienen que ajustarse a las condiciones de cada individuo.

 

Tan esencial como el calentamiento es la fase de relajación o bien calma que debe continuar al esmero físico.

  • Una restauración activa con ejercicios ligeros.
  • Sostienen el metabolismo a un nivel más alto.
  • Favorece la supresión de ácido láctico.
  • Acorta la respiración.
  • Tras un duro esmero con el corazón, pulmones, músculos, etcétera, que han actuado al límite de su capacidad, precisan regresar poco a poco a la normalidad. Esta vuelta a la normalidad se logra con ligeros trotes, ejercicios de relajación y soltura, como ejercicios respiratorio.

 

El orden establecido para efectuar el calentamiento va a ser el siguiente:

  • Fase de locomoción

El calentamiento activo debe iniciar unos 20 a 30 min. ya antes de la actividad, y entre 45 minutos ya antes en la alta competición. A lo largo de este proceso, el cuerpo debe calentarse por medio de ejercicios como el trote suave.

La intensidad debe ir incrementando gradualmente. Al implicar diferentes conjuntos de músculos ahora va a calentar uniformemente el cuerpo.

En este calentamiento vamos a aumentar no solo el calor exógeno perteneciente a la temperatura anatómico externa, si no asimismo el calor endógeno, el calor en articulaciones, lo que favorecerá que se generen mayores amplitudes de movimiento, como la prevención de lesiones fútbol.

De la misma manera que se activará el sistema cardiovascular y el volumen ventilatorio precisos para la actividad que se marcha a efectuar.

  • Movilidad articular

Después una fase de movilidad articular, en la que los músculos se calentarían más y podrían más tarde en la fase de estiramientos, llegar a su máxima amplitud y extensión.

  • Estiramientos

El estiramiento es mal interpretado y dejado de lado por muchos preparadores físicos en niveles bajos del juego. Como primera medida, no se debe emplear en “músculos fríos”.

Si el cuerpo no se ha calentado, el estiramiento puede ocasionar una lesión. Recordemos que nunca ha de ser doloroso. La flexibilidad es influida por factores genéticos. Exactamente el mismo resultado no se puede aguardar de 2 jugadores diferentes tratándose de estiramiento.

  • Nueva fase de locomoción

Tras esta fase se pasa a una activación sobre todo del sistema cardiorrespiratorio y después se pasa a hacer progresiones a la máxima velocidad para amoldar el organismo a los cambios de ritmo que se generan a lo largo de la actividad.

  • Coordinación técnico concreto

El paso final ya antes de iniciar es el calentamiento técnico. Ahora, el cuerpo ha de ser bien calentado. Lo mejor es que el calentamiento técnico incorpore todas y cada una de las 4 áreas primordiales de habilidad que incluyen patear, regatear, control de balón y bloqueo.

En verdad, muchos equipos emplean una práctica técnica “resumida” inmediatamente antes del juego. Se comienza con rutinas técnicas fáciles y pasan a un juego de posesión.

«No te rindas. El inicio es la parte más difícil»

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.