FRACTURA HUESO ESCAFOIDES

fractura del hueso escafoides en León
La Fractura del Hueso Escafoides es una de las lesiones más frecuentes producida en la mano por traumatismos y caídas. El escafoide es un hueso de la muñeca que se articula con 5 huesos:

El radio, el semi-lunar, el hueso grande, el trapezoide y el trapecio. El escafoide está poco vascularizado con lo que su osificación es más costosa y lenta.

En la mayor parte de ocasiones esta lesión pasa inadvertida debido a que hay que apreciarla a través de radiografía sosteniendo la mano en una situación torcida lo que genera mucho dolor en el paciente y es fácilmente confundible con otro género de fracturas.

El escafoides está situado en la base del pulgar, justo arriba del hueso radio. Puede identificarse más sencillamente cuando el pulgar se mantiene en la situación de “hacer dedo” para solicitar un aventón.

El escafoides está en la base de la depresión que forman los ligamentos del pulgar. El dolor o bien sensibilidad a la palpación en esta área puede ser un signo de Fractura del Hueso Escafoides.

El escafoides es uno de los huesos pequeños en la muñeca. Es el hueso de la muñeca con más probabilidad de romperse. El escafoides está situado en el lado de la muñeca que corresponde al dedo pulgar, en el área donde la muñeca se flexiona.

Causas principales de Fractura del Hueso Escafoides

Una Fractura del Hueso Escafoides por norma general es ocasionada por una caída sobre una mano abierta, con el peso que recae en la palma de la mano. El extremo de uno de los huesos del antebrazo (el radio) asimismo podría fracturarse en este género de caída, en dependencia de la situación de la mano al aterrizar.

Las fracturas del escafoides ocurren en personas de todas y cada una de las edades, incluyendo pequeños. La lesión frecuentemente ocurre a lo largo de actividades deportivas o bien en un accidente de vehículo motorizado. Los hombres de veinte a treinta años son quienes tienen más probabilidad de probar esta lesión.

No hay peligros concretos ni enfermedades que aumenten la probabilidad de tener una fractura de escafoides. Ciertos estudios han probado que el empleo de muñequeras a lo largo de actividades como el patín y surf en la nieve puede reducir la probabilidad de romperse un hueso de la muñeca.

Síntomas frecuentes de la Fractura del Hueso Escafoides

La Fractura del Hueso Escafoides en general ocasiona dolor y también inflamación en la base del pulgar. El dolor podría ser severo cuando mueve su pulgar o bien muñeca, o bien cuando trata de agarrar alguna cosa.

Salvo que su muñeca esté desfigurada, es posible que no sea obvio que el escafoides está fracturado. En ciertos casos, el dolor no es severo y podría confundirse con un esguince. Cualquier dolor en la muñeca que no se marcha tras un día de la lesión podría ser un signo de fractura. Una muñeca “esguinzada” simple es rarísima y es esencial ver a un médico si el dolor persiste.

  • Dolor en la mitad radial de la muñeca
  • Incremento del dolor al presionar sobre la articulación
  • Incapacidad para sujetar objetos
  • Inflamación
  • Entumecimiento
  • Hematomas

Diagnóstico para la Fractura del Hueso Escafoides

El dolor y la inflamación en la muñeca por norma general van a obligar a una persona con una Fractura del Hueso Escafoides a ver a un médico.

Las radiografías pueden enseñar si un hueso está fracturado y si hay desplazamiento (un espacio entre los huesos fracturados). En ocasiones, un escafoides fracturado no aparece en una radiografía de manera inmediata.

Si es el caso, su médico podría poner su muñeca en una férula a lo largo de una semana o bien 2. Le va a tomar una nueva radiografía para poder ver si la fractura se hace perceptible. La férula debería emplearse a lo largo de este periodo de espera y debe eludir levantar objetos pesados.

Podría hacerse una investigación por imágenes de resonancia imantada (MRI) para visualizar los huesos y los tejidos blandos. Esto en ocasiones muestra una fractura del escafoides ya antes que pueda verse en la radiografía.

Tratamiento para la Fractura del Hueso Escafoides

El tratamiento de la Fractura del Hueso Escafoides depende de la localización de la rotura en el hueso.

Fractura cerca del pulgar

Las fracturas de escafoides que están cerca del pulgar en general afianzan (sueldan) en una cuestión de semanas con la protección conveniente. Esta una parte del hueso escafoides tiene una buena irrigación de sangre, que es precisa a fin de que el hueso suelde.

El médico pondrá su brazo y su mano en una enyesadura. La enyesadura generalmente va a llegar hasta bajo el codo. Puede incluir el pulgar o bien no incluirlo.

El tiempo que toma la consolidación de la fractura cambia de persona a persona. Su médico controlará la consolidación tomando radiografías periódicas o bien otros estudios por imágenes, como una tomografía computarizada (CT). Estos estudios por imágenes se utilizan para confirmar que el hueso ha afianzado.

Fractura cerca del antebrazo

Si el escafoides está quebrado en la parte media del hueso (cuello) o bien más cerca del antebrazo (polo proximal), la consolidación es más bastante difícil. Estas áreas del escafoides no tienen una buena irrigación de sangre.

El médico trata esta clase de fractura con una enyesadura, esta seguramente incluirá al pulgar. Asimismo podría extenderse por arriba del hombro.

Rehabilitación fractura hueso escafoides

En ambos casos, cuando la Fractura del Hueso Escafoides requiere cirugía o bien no la requiere, va a deber emplear yeso o bien una férula mientras que la fractura afianza. Esto podría perdurar hasta seis meses. A lo largo de este periodo de consolidación, salvo que su médico lo apruebe:

  • Evite cargar objetos pesados, transportar, empujar, tomar ni lanzar con el brazo lesionado
  • No participe en deportes de contacto
  • No trepe escaleras ni árboles
  • Evite actividades con peligro de caer sobre la mano (por poner un ejemplo, patín, saltar en trampolín)
  • Ciertas personas tienen rigidez en la muñeca tras padecer fracturas de escafoides. Esto es más frecuente cuando se precisó una enyesadura un tiempo largo o bien cuando la fractura requirió cirugía más extensiva.

Es fundamental sostener el movimiento completo de los dedos a lo largo de todo el periodo de restauración. Su médico proveerá un programa de ejercicios, y podría aconsejar terapia de mano para asistirlo a recobrar el movimiento y la fuerza de su muñeca.

Fractura del hueso Escafoídes León

Nombre (*)

Teléfono (*)

Email (*)

¿Qué tratamiento necesitas? (requerido)

Mensaje