FISIOTERAPIA CERVICAL LEÓN

Te enviamos un fisio a casa

Evita desplazamientos y esperas en tu fisioterapia cervical.

Tu decides el horario

Para tu rehabilitación cervical nos adaptamos a tu agenda y horario.

Atención personalizada

Tratamiento cervical con personal cualificado ¡Sin mínimo de citas!

«La fisioterapia cervical principalmente se encarga del tratamiento del síntoma vulgarmente conocido como dolor de cuello. Entre un 22% y un 70% de la población ha recurrido a un tratamiento de fisioterapia cervical a lo largo de su vida. Esta dolencia es causa de muchas bajas laborales, en tanto que tiene una alta tasa de recaídas.»

fisioterapia cervical León
Servicios de fisioterapia cervical en la ciudad de León

¿Por qué elegirnos para tu fisioterapia cervical en León?

Nuestra metodología para fisioterapia cervical está basada en:

  • Movilización articular segmentaria de baja velocidad o manipulaciones de la columna cervical o bien dorsal.
  • Manipulación de la articulación temporomandibular y osteopatía craneal.
  • Técnicas miofasciales, para el músculo y su fascia.
  • Estiramientos metódicos de la musculatura cervical, técnicas de reeducación postural global, o bien aun en actividades grupales como el control postural
  • Fisioterapia activa dirigida a mejorar la propiocepción y el control motor, optimizando la coordinación, fuerza y resistencia de la musculatura estabilizadora profunda, como por ejemplo: flexores profundos del cuello, suboccipitales, semiespinoso del cuello y esplenio del cuello.
  • Movilización neuromeníngea para dolores localizados en los brazos.
  • Rehabilitación conjunta con electroterapia aplicada con criterio clínico, como: onda corta, microondas y ultrasonidos, (cuando existen lesiones concretas asociadas), y TENS (sobre todo en dolores de larga evolución).

Beneficios de nuestro tratamiento de fisioterapia cervical

Gracias a nuestros servicios de fisioterapia a domicilio nuestro equipo efectuará una entrevista en casa del paciente para su mayor comodidad, una exploración física (análisis de la postura, del movimiento cervical, test para valorar la resistencia, fuerza y coordinación de tus músculos, y análisis de la movilidad articular analítica), así como pruebas protésicas para poder de este modo efectuar un diagnóstico diferencial.

El diagnóstico normalmente se hace por exclusión. Existen algunos datos que nos pueden orientar de cara un origen u otro, como por ejemplo la relación temporal entre el dolor de cuello y el mareo, o la existencia de síntomas que señalen nosología del sistema nervioso (vértigo incesante, asimetría facial, dolor de cabeza severa), del oído interno (pérdida de audición, mareo permanente, vértigo pasajero) o una lesión cervical anterior.

¿Qué tipos de cervicalgia existen?

  • Cervicalgia aguda (torticolis) cuando aparece de forma repentina y limitante, acompañado de un evento lesivo.
  • Cervicalgia crónica: cuando el dolor continúa en el tiempo (en general más de 3 meses), se vuelve incesante y existe en ausencia de la lesión por la que empezó. Es aquí cuando comenzaríamos a estimar el dolor como una entidad propia.

Conforme los síntomas y signos con las que se asocie el dolor, siendo esta clasificación la admitida en las guías de práctica clínica, conforme la International Classification of Functioning, Disability, and Health (ICF):

  • Dolor de cuello con déficit de la movilidad
  • Asociado a dolores de cabeza
  • Presencia de perturbación del control motor muscular voluntario
  • Con dolor irradiado cara otros segmentos (siendo más frecuente en miembros superiores, cervicobraquialgias)

Causas del dolor cervical

Es bastante difícil efectuar una clasificación de las causas que pueden producir dolor cervical, en tanto que en tan solo el 18% de las pruebas efectuadas a los pacientes, los descubrimientos observados corresponden con los síntomas referidos por exactamente el mismo. La clasificación más admitida es la siguiente:

  • Artrosis cervical
  • Lesiones del disco intervertebral
  • Traumatismos
  • Tumores
  • Infecciones
  • Fracturas vertebrales
  • Síndrome de dolor miofascial (puntos gatillo miofasciales)
  • Latigazo cervical
  • Radiculopatía
  • Mielopatía

Fisioterapia cervical para mareos

El mareo es un síntoma muy incómodo e invalidante que complica a que las personas puedan realizar sus actividades de la vida diaria incluso más que el malestar en sí mismo. Podríamos definirlo como una perturbación de la situación en el espacio y desequilibrio producido por información anormal emitida desde la columna cervical.

No es fruto de una perturbación vestibular (del oído), por la que no genera vértigo auténtico, que sería una sensación subjetiva de rotación de la persona o del ambiente. En muchas ocasiones los pacientes usan de forma indistinta el término “mareo” para describir diferentes sensaciones u otros términos como vaguidos y vahídos.

Resulta clave que el fisioterapeuta, por medio de la entrevista realizada al paciente, sepa cribar y examinar todos estos términos informales para descubrir los síntomas reales del paciente y tratarlo con la mayor precisión.

La capacidad de las personas para orientarse en el espacio depende de la información de la situación y orientación del cuerpo que procede de:

  • Los ojos.
  • Los propioceptores o bien receptores propioceptivos (receptores que hay repartidos por todo el cuerpo y que notifican de la postura).
  • El oído interno.

Estas 3 informaciones son integradas en el cerebro para dar una idea global de la situación del cuerpo. Cuando menos 2 de estos 3 receptores tienen que encontrarse en buen funcionamiento a fin de que nos sostengamos en equilibrio.

Además de esto, se ha comprobado la existencia de conexiones entre los receptores de la columna cervical y los núcleos vestibulares, lo que justifica que la disfunción cervical genere la sensación de mareo o desequilibrio.

Mareos que se pueden abordar desde la fisioterapia cervical

  • Mareo cervicogénico
  • Vértigo posicional paroxístico benigno
  • Fístula perilinfática,
  • Convulsión o bien concusión enrevesada
  • Vértigo relacionado con jaqueca
  • Disfunción vestibular central o bien periférica

Las causas pueden ser desde contracturas musculares a artrosis cervical, hernias discales, whiplash, latigazos cervicales, esguince cervical o bien perturbaciones de la postura como rectificación de la lordosis cervical, la existencia de una costilla supranumeraria, una disfunción occipucio-atlas-axis o bien angioespasmo (espasmo vascular) oclusión de la arteria vertebral.

Todas y cada una estas perturbaciones pueden abordarse con un tratamiento de fisioterapia global basado en una buena valoración que asista a identificar el auténtico origen del síntoma del mareo.

¿Un dolor de cuello puede convertirse en algo crónico?

  1. Tener una edad superior a los cuarenta años
  2. Una historia precedente de dolor de cuello
  3. El hecho de que la cervicalgia cohabite con dolor lumbar
  4. Un exceso de preocupación por los síntomas
  5. La práctica de ciclismo como deporte frecuente
  6. La carencia de fuerza en las manos

Fisioterapia cervical en León y Alfoz

Nuestro horario

Lunes a domingo
09:00h - 20:30h

Pide cita online

En un solo clic.

Envíanos un email

info@fisioterapiaadomicilio.es

¡Llámanos ahora!

987 355 896