DRENAJE LINFÁTICO LEÓN

Drenaje Linfático León

Servicios de drenaje linfático en la ciudad de León

El drenaje linfático exige gran destreza, experiencia y formación por parte de el fisioterapeuta que lo realice. Es uno de nuestros tratamientos fisioterapéuticos más demandados, tanto para casos clínicos o postoperatorios, así como técnica de eliminación de líquidos sobrantes en zonas concretas del cuerpo o en todo el cuerpo.

Beneficios y objetivos del drenaje linfático en León

El drenaje linfático es una técnica dirigida a la activación del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación del líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño, y optimizar su evacuación. Trata de favorecer y mejorar la reabsorción sin aumentar la filtración.

Resulta de mucha utilidad en el postparto, ya que el cuerpo de la madre está muy sobrecargado de líquido y éste es un método infalible para recuperar la silueta rápidamente tras el parto, más aún si se combina con radiofrecuencia y electroestimulación.

¿En qué partes del cuerpo se realiza el drenaje linfático?

  • Aplicación drenaje linfático facial.
  • Técnica drenaje linfático piernas.
  • Tratamiento drenaje linfático abdomen.

Contraindicaciones del drenaje linfático

La aplicación de cualquier técnica de drenaje linfático manual, como cualquier otra técnica tiene ciertas contraindicaciones en algunos procesos. Sin embargo, en función del proceso de que se trate no puede afirmarse que sea una contraindicación absoluta sino que su empleo debe llevarse a cabo con determinadas precauciones relativas al momento, el tiempo y la zona de aplicación:

  • Edema cardíaco.
  • Infecciones agudas.
  • Enfermedades malignas no tratadas.
  • Trombosis venosa profunda.
  • Hipertiroidismo.

Historia y evolución del drenaje linfático

Desde su presentación en sociedad por Vodder, la necesidad de resolver patologías relativas al sistema linfático ha conseguido que la citada técnica vaya evolucionando. Inicialmente en función de los descubrimientos sobre fisiología y en los últimos 20 años sobre fisiopatología, erigiendo así al drenaje linfático en una técnica masoterapéutica asentada en una base científica estructurada. Las bases teóricas y conceptuales de las maniobras de drenaje se cimientan en la anatomía y la fisiología del sistema linfático.

Es preferible un conocimiento exhaustivo de la anatomía, la fisiología y la fisiopatología de la circulación de retorno, puesto que permite un correcto razonamiento clínico, para aprender y memorizar protocolos de aplicación de DLM sin cuestionamiento alguno.

Desde que se establecieron las bases teóricas, múltiples estudios han objetivado la eficacia de la técnica. Ensayos sobre humanos vivos así como sobre cadáveres demuestran su eficacia.

En cuanto a los estudios sobre humanos vivos, han demostrado que el drenaje consigue reducir el edema y favorecer la captación proteica, presumiblemente a partir de los conceptos teóricos que afirman que las maniobras de drenaje consiguen variaciones de presión en torno al vaso linfático inicial, tensionando los filamentos de Leak y favoreciendo la captación de líquido y las macromoléculas. Las maniobras de drenaje actúan en ambas etapas de la circulación de retorno: la captación y la evacuación.

WhatsApp chat