FISIOTERAPIA EMBARAZO LEÓN

«La fisioterapia en embarazo o fisioterapia ginecológica reduce los dolores durante el proceso de gestación, ayuda en la preparación preparto y compensa los cambios en el cuerpo; diámetro de barriga, cambios en columna, caderas, articulaciones y musculatura, entre otros muchos, se van a ir amoldando para cobijar al bebé y dar a luz más tarde.»

  • Evita desplazamientos y esperas innecesarias en tu terapia de embarazo.

  • Para su mayor comodidad, nos adaptamos a tu agenda y horario, no tu a los nuestros.

  • Servicio de fisioterapia en su embarazo con personal altamente cualificado.

  • Atención personalizada en cada cita, sin número mínimo de sesiones.

fisioterapia embarazo en León

Servicios de fisioterapia para embarazadas en la ciudad de León

Asistencia a domicilio de fisioterapia para embarazadas en León

Gracias a nuestro servicio de fisioterapia a domicilio, no tendrás que desplazarte para recibir el mejor masaje para embarazadas. Nos encargamos de aflojar la musculatura tensa, realizando un mantenimiento inmejorable del tono de abdominales y suelo pélvico para eludir la hipermovilidad de la cintura pélvica. La aplicación de frío, el reposo activo y el empleo de una faja singular, puede administrar un alivio veloz de estas molestias.

Nuestro fisioterapeuta personalizará un programa para la futura mamá conforme a su estado evolutivo en cada instante y conforme a sus necesidades.

Normalmente se establecen ejercicios de tonificación, elasticidad y perineales combinados con ejercicios respiratorios y masajes relajantes, pues asimismo es esencial que la mujer tenga bajo control sus niveles de agobio.

Siempre recomendamos practicar pilates o yoga, asistir a las clases de preparto, estirar día tras día y caminar. También hacer empleo de la electroterapia, más en concreto los ultrasonidos (no está desaconsejado el empleo para embarazadas) para reducir el dolor.

Nuestra metodología en fisioterapia durante el embarazo

El tratamiento dependerá del diagnóstico y la semana de embarazo en la que te encuentres. Los objetivos que buscaremos durante un tratamiento de fisioterapia en el embarazo serán:

  1. Restaurar la biomecánica a lo largo de las actividades de la vida diaria
  2. Trabajar la estabilización lumbo-pélvica
  3. Informar y prevenir

Además cualquiera de nuestros expertos fisioterapeutas podrán asistirte en otras molestias que suelen ser habituales a lo largo del embarazo, como por ejemplo:

Es esencial remarcar que hay una rama de nuestra profesión llamada fisioterapia uroginecológica que se dedica a tratar trastornos relacionados con el aparato ginecológico y mingitorio de la mujer, especializándose no solo a tratar mujeres a lo largo del embarazo, sino más bien asimismo a lo largo del parto y postparto.

¿Qué cambios físicos se producen durante el embarazo?

Las caderas se ensancharán merced a la hormona relaxina, que ablanda la sinfisis del púbis, incrementando el espacio para el paso del bebé en el parto. A lo largo del embarazo es muy normal que este espacio aumente en dos y tres milímetros, cuando en la situación frecuente de ausencia de embarazo acostumbra a medir unos cuatro o cinco milímetros. Si el espacio llegase a ser de diez milímetros o más, se diagnosticaría como diástasis.

Es muy normal que esta separación provoque dolor y molestias al pasear, al bajar o bien subir escaleras, al separar las piernas, en la parte baja de la espalda y del suelo pélvico y en la cara precedente de las extremidades inferiores. En estos casos, el fisioterapeuta puede actuar, siempre y en todo momento conforme al médico, con técnicas suaves de manipulación articular.

Otros de los cambios que provocan molestias son el desarrollo del pecho y el peso del bebé ocasionando dolor de espalda media y/o ciática. En estos casos, el fisioterapeuta a través de masajes, técnicas suaves, estiramientos y consejos sobre higiene postural logrará calmar en buena medida estos dolores.

Una mujer con un buen fondo aeróbico, una buena musculatura general, primordialmente del suelo pélvico, con resistencia muscular y fuerza, disfrutará no solo de una rápida restauración, sino más bien de una minoración del tiempo de trabajo de parto y de la posibilidad de eludir que le practiquen una episiotomía o padecer desgarros.

¿Un fisioterapeuta puede tratar a una mujer embarazada?

La verdad es que sí, mediante nuestras técnicas de fisioterapia León te asistiremos a lo largo de tu embarazo. Bastante gente percibe a las futuras mamás como mujeres prácticamente intocables que tienen prohibidas muchas cosas. Es cierto, que están en una situación en la que hay que cuidarlas todo lo que resulte posible y por eso resulta esencial que sepan que la fisioterapia puede asistirlas a llevar mejor su embarazo.

No debéis preocuparos, puesto que nuestros fisioterapeutas intentarán en todo instante que estés lo más cómoda posible. Para esto, podemos colocarte de lado con una almohada bajo la cabeza y otra entre las piernas, boca arriba para maniobras muy específicas y sentada en una silla desarrollada para recibir masajes, o sobre una silla con los brazos y cabeza apoyados sobre la camilla.

Para tratarte el fisioterapeuta va a poder usar múltiples técnicas que no son dañinas para la salud del bebé: masajes, estiramientos, técnicas neuromusculares y articulatorias, infrarrojos.

¿Por qué la lumbalgia en embarazadas es una patología frecuente?

El embarazo es un estado en el que la mujer padece una serie de cambios que afectan a múltiples estructuras del cuerpo.

Como bien sabrás, se generarán una serie de cambios hormonales que dejarán el desarrollo del bebé y como consecuencia, se producirán una serie de cambios en el cuerpo de la madre: la curvatura lumbar se ve más marcada y la pelvis de la futura mamá se va a ir cara delante.

Esto unido al incremento de peso, a una mayor relajación o bien flexibilidad en las articulaciones, genera una sobrecarga a nivel de las vértebras y una hipertonía de la musculatura lumbar, dando sitio a posibles lumbalgias y en los peores casos, protusiones o hernias discales.

A veces, es usual toparnos con un dolor por compresión de nervio ciático. ¿Por qué sucede esto? Para permitir el desarrollo de la matriz, la musculatura abdominal se relaja. Como consecuencia se genera una congestión a nivel de la pelvis de la mujer encinta pudiendo dar una compresión inquieta. Además de esto, muy frecuentemente el sedentarismo y el reposo excesivo, sin ningún género de motivación médica, pueden favorecer la aparición de la lumbalgia.

WhatsApp chat